Un binomio interesante

El inicio de esta actividad de estudio coincidió en el tiempo, y no por casualidad, con el inicio de la búsqueda de nuevos combustibles por parte de las plantas de producción de energía eléctrica que aparecieron en Andalucía a la sombra del sector de producción de aceite de oliva. A los orujillos y huesos partidos de aceituna se unía la posibilidad de mezclar una determinada proporción de astilla forestal con lo que se elaboraba un policombustible que mejoraba el comportamiento de la caldera. Desde esos primeros momentos se planteaba un binomio muy interesante. La posible integración de la actividad forestal con esta actividad industrial concreta presentaba algunas características que hasta ahora nunca se dieron.


0 comentarios:

Publicar un comentario